EL SACRIFICIO DE LEONA de Edith T. Stone / RESEÑA

23:43


Por cosas del destino la historia de Edith, “El Sacrifio de Leona”, se quedó huérfana en la anterior Ronda de Blogs Colaboradores puesto que nadie la reseñó. Así que he decidido recuperarla y darle el lugar que se merece. Vamos a recordar cuales eran las premisas sobre las que se cimentaban la tercera ronda de Blogs colaboradores.

DEBÍA DE ESTAR AMBIENTADA EN HALLOWEEN.

TENÍA QUE APARECER UN ELEMENTO COMÚN, QUE EN ESE CASO FUE EL CALEIDOSCOPIO.


Con estos dos elementos Edith presentó una historia fragmentada en cinco partes, de la cual os dejo a continuación su portada y argumento. 

Sinopsis:

Leona Ní Dhochartaigh es la pequeña de los Dochartaigh y con tan solo diecisiete años presume ante sus amigas de haber encontrado al amor de su vida. Muriel Mhic Cárthaigh es la diseñadora de los trajes de toda la familia que lleva visitándoles desde el pasado agosto. A pesar de los más de diez años de edad que las separan, las chicas entablan una amistad, así que la noche de Halloween Muriel se extraña de que la joven no se encuentre disfrutando del baile como el resto de invitados y sale en su busca. Lo que encontrará esa noche va a desatar el mayor escándalo en la historia de la actual Irlanda y provocará que ya nadie quiera festejar Halloween igual.




Hay pocas cosas que me gusten más que el hecho de que el autor de una obra esté bien documentado sobre aquello de lo que quiere escribir. Si decides trabajar de forma coherente y escribir con un sentido lógico y fundamentado debes hacer los deberes, y hacerlo te obliga a permanecer en un aprendizaje constante. Edith deja completamente explícito en la historia que elaboró una muy buena documentación sobre el tema que había que tratar, así que chapó por ella.
Por si alguien lo no sabe, Halloween es una fiesta tradicional de origen celta que fue transmitida a los países de America del Norte como consecuencia de la gran hambruna irlandesa, que originó más de dos millones de desplazamientos entre Irlanda y America entre los años 1845 y 1849. Así que, al contrario de lo que muchos piensan, Halloween no es una fiesta de origen estadounidense. Y ese es el motivo por el cual Edith escogió que la acción en “El Sacrificio de Leona” ocurriera, ni más ni menos, que en Dublin, capital de la República de Irlanda, demostrando así que hizo un research más que contundente antes de empezar a escribir su propuesta para la Ronda. Pero eso no es más que el inicio, puesto que hasta los nombres y apellidos de los personajes —impronunciables, todo sea dicho— fueron seleccionados con mucho cuidado, todos ellos con origen irlandés. 

Pero vayamos ya a la chicha del asunto y hablemos sobre la historia que Edith escribió, la cual sin duda os recomiendo que leáis en cuanto podáis.

En la primera parte de la historia se relata la llegada de Muriel, una modista con habilidades excepcionales, a la residencia de la familia Dochartaight —creo que lo he escrito bien— donde se celebra una fiesta para la noche de Halloween. Los señores Dochartaight parecen ser un matrimonio con problemas que arrastra el dolor de la pérdida de un hijo, y los que aún viven, Connor y Leona, han tenido que vivir en un núcleo familiar carente de amor —aunque no de lujos—. Leonna está atrapada en una relación online con un chico llamado Eóghan al que no quiere presentar a nadie, y su obsesión por permanecer disponible a través del teléfono queda más que patente en el texto. Muriel sabe de la existencia de este muchacho, puesto que ella y Leona han conectado a la perfección y una amistad verdadera empieza a germinar entre ellas. Pero algo pondrá fin a dicha amistad, ¿qué será?



Lo cierto es que no me gustaría spoilear demasiado la obra, y es difícil reseñarla sin destripar las grandes intrigas que la rodean. Solo decir que tras un trágico suceso se despliega una investigación independiente por parte de Muriel que le llevará a vivir los grandes horrores que sufrió Leona en silencio, no sin pasar antes algunas contrariedades y revelaciones que son realmente alucinantes. 
 

Lo cierto es que el final, aunque inesperado, me pareció realmente trabajado y correcto. Si piensas anticiparte a pensar en cómo puede acabar la historia, créeme que no lograrás hacerlo. La aparición del antagonista es realmente sorprendente, y todo lo que le rodea es algo que apenas podemos imaginar en los primeros capítulos. Por lo tanto, enhorabuena a Edith por introducirlo de forma tan lograda.
En cuanto a la forma de escribir, no hay duda de que la autora sabe lo que se hace. Hay algunas faltas pero nada grave, pero en general está perfectamente redactada y no ofrece ningún tipo de dificultad para su comprensión.
Por mi parte, pediros que la leáis. Cuando una historia merece ser leída hay que reconocerlo, y El Sacrificio de Leona es una de esas lecturas breves pero intensas que no hay que dejar en el olvido.

Recordad que podéis leerla en

WATTPAD
y en el blog LO QUE THAIS ESTÁ ESCRIBIENDO




QUIZÁ TE PUEDA INTERESAR TAMBIÉN...

2 comentarios

  1. A mí me encantó 'El sacrificio de Leona' y también la recomiendo, por lo que si alguien que lea la reseña aún no se anima... ¡Que lo haga sin dudarlo más!

    Gracias por esta reseña a una gran historia *-*

    Saludos.

    PD: pienso lo mismo sobre los nombres y apellidos jajajaja.

    ResponderEliminar
  2. Pensaba que había comentado!!! Bueno, perdóname jajajajajaja. Ya sabes que estoy muy agradecida por la reseña y que me alegro mucho de que la hayas disfrutado, muchas gracias :)
    Un besote ^^

    ResponderEliminar